Mi experiencia de viajar con niños y algunos tips que te servirán

Viaje a Argentina

Desde que nació Amaia hemos hecho varios viajes, el primero quizá el menos planificado y con menos idea de lo que era viajar con niños, pero de allí saqué unos cuantos tips buenos para hacer de nuestros próximos viajes una experiencia más placentera.

Nuestro último viaje fue a Buenos Aires, un vuelo bastante largo desde Caracas, siete horas en un avión tratando de entretener a Amaia y varias cosas funcionaron: Ipad, canciones y libritos para dibujar, que fueron sus preferidos.

Pero definitivamente, viajar con niños tiene que tener una preparación, no sólo logística, sino también psicológica, porque los padres tenemos que ir claros que cuando vamos con chamos pequeños y “sin niñera”, tendremos que restringir algunas de las cosas que nos gustaría hacer, porque el ritmo de los niños manda.

DSCN3421

En nuestro caso, fuimos claros de que esto iba a suceder de esa manera. Buscamos un hotel bastante céntrico, que nos brindara la posibilidad de poder volver a hacer descansos cuando lo necesitaramos y volver a salir sin problemas.

Cosas muy tontas como llevar una mochila en vez de cartera de mano, fueron fundamentales, porque al tener todo en la espalda, tienes manos libres para atender al bebé, cargar y demás menesteres.

Llevar un plan de viaje es importante, para tener opciones de actividades qué hacer todos los días y aprovechar al máximo el tiempo. Es probable, que pase que un día cambie la idea que tenías y debas sacar un comodín. En nuestro caso, llegamos a Buenos Aires y en pleno verano, nos fuimos muy pronto a conocer Puerto Madero y estando allí, nos sorprendió una tormenta gigante!.

DSCN3332

Al día siguiente continuó la lluvia y tuvimos que cambiar los planes al aire libre que traíamos, así que nos tocó ubicar un sitio para niños que fuera bajo techo, para pasar el día de lluvia y no enfermar a las niñas, pues en un viaje, lo último que necesitas es un chamo resfriado.

Llevar un cochecito donde el bebé pueda descansar y hacer algunas de sus siestas es vital, pues si ya es grandecito como Amaia, llevarlo en brazos sería una tortura.

De resto, hay que arriesgarse a experimentar, caminar, conocer y disfrutar cada espacio de esa nueva ciudad que estaremos conociendo, con los ojos abiertos y las cámaras bien dispuestas, porque no nos podemos olvidar de hacer muchas fotos, que serán el mejor recuerdo de esta linda experiencia en familia.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s