DOCUMENTAL| ¿Nacidos para ser porteados?

En el curso de su evolución nuestros ancestros, utilizaron sus conocimientos para confeccionar porta bebés en toda naturalidad y desarrollaron técnicas de portaje adaptados a la fisiología y el comportamiento de su pequeña criatura.
Nacimos para ser abrazados, para ser acurrucados, para ser porteados, nacimos para desarrollarnos en seguridad, en confortabilidad, del calor interior dentro del vientre materno al calor exterior en brazos y en el cuerpo materno.
Hoy en día ya se tiene claro que para que el bebé termine de desarrollarse debe darse la exterogestación, para lo cuál es imprescindible la lactancia y el porteo de la criatura pegado al cuerpo materno, para asegurar su buen desarrollo; además ya está probado que el contacto estrecho con el adulto favoriza las conexiones neurobiológicas en el recién nacido. Recomendamos en este punto, imprescindible ver el documental Restaurando el Paradigma Original de Nils Bergman (http://www.youtube.com/watch?v=hDOpnC…)
Este documental corto realizado por Didier Sallustro nos explica, como nuestra configuración osea desde el vientre materno mismo, está predispuesto para el agarre y por lo tanto para el portaje, por ello NACIMOS PARA SER PORTEADOS.

Advertisements

VIDEO| Leche materna para niños y leche materna para niñas

articleImageThumbnail.jpg
¿La leche materna varía sus componentes según el sexo de tu bebé?

Puede que la leche materna sea el primer alimento, pero no siempre es igual. Se ha descubierto que, en los humanos y en otros mamíferos, la composición de la leche cambia dependiendo del sexo del niño y de si las condiciones que lo rodan son buenas o no. Estudiar esas diferencias puede ayudar a conocer mejor la evolución humana.

Un grupo de investigadores de la Universidad estatal de Michigan y otras instituciones descubrió que, entre 72 mujeres de las zonas rurales de Kenia, la leche de las que tenían hijos varones solía ser más rica (2,8 por ciento de materia grasa) que la de las madres que tenían una hija (0,6 por ciento). Las mujeres pobres, sin embargo, favorecían a sus hijas con una leche con más nata (2,6 en comparación con el 2,3 por ciento). Estos resultados, publicados en septiembre en el American Journal of Physical Anthropology, recuerdan a trabajos anteriores que mostraron que la composición de la leche dependía en las focas grises y en los ciervos comunes del sexo de la cría, y del sexo de la cría y del estado de la madre en los macacos rhesus. El nuevo estudio también fue precedido por datos que mostraban que las madres en buenas condiciones económicas y bien alimentadas de Massachusetts producían leche con mayor densidad de energía para los niños varones. Continue reading “VIDEO| Leche materna para niños y leche materna para niñas”