Brazos de mami y papi: el mejor lugar

¿Y a quién no le gusta estar acurrucado con las personas que ama?, es quizá uno de los momentos más preciados de la vida, donde todo se olvida, no importa la edad que tengas. Si tienes un problema, un mal día, nunca cae mal un abrazo.

Hoy damos inicio a la Semana Internacional de la Crianza en Brazos con esta historia conmovedora de David Motola, un pianista estadounidense que colgó este video en Youtube y ya cuenta con más de un millón de reproducciones, por la ternura y el desborde de amor que desmuestra.

Ese día, su bebé no podía dormir por un fuerte dolor de oídos, y sólo quería estar cargado. David lo puso en su portabebés y decidió tocarle una canción de cuna, la famosa nana del compositor alemán Brahms, “Lullaby”.

Enseguida el pequeño Sam cierra sus ojitos, después de un día de llanto y quejas, se queda dormido plácidamente. Pegadito a su papá y con esta hermosa canción de fondo.

Les dejo el video, que es un masaje al alma. Ojalá todos los papás del mundo tuvieran momentos como estos para recordar con sus hijos.

 

Advertisements

El milagro de Amanda: nació de 30 semanas y supera cada día en el pechito de mami

amanda-03

Apenas habían transcurrido 30 semanas del embarazo de Liliana, unos siete meses para ser exactos. Aún no era tiempo, faltaban unas 10 semanas para que el embarazo estuviera a término, pero ya comenzaban a aparecer señales de que Amanda Valentina del Rocío quería nacer. Y así fue. 

Amanda nació. Abrió sus ojos a la vida con sólo 30 semanas de gestación. Con un pronóstico complicado, muchos miedos, pero también rodeada de la fe ciega de su mami, quien desde un primer momento dejó todo en las manos de Dios, pero siempre confiando en la fuerza sanadora del amor, el apego y los beneficios del pecho de mami.

Un parto prematuro es quizá uno de los miedos más grandes para una embarazada, sobre todo si es primeriza.

Son inmensas las probabilidades de que algo se complique, o que el bebé no pueda superarlo; el bajo peso y deficiencias respiratorias son algunos de los problemas más comunes.

Este era el primer embarazo de Liliana Espinoza, una comunicadora social que trabaja la psicología positiva, además es publicista y coach personal. Ella comenta que los primeros días de vida de Amanda fueron “muy duros”.

13912348_10154429197358909_8301302107104937414_n.jpg

 

“Los doctores no me daban esperanzas. Yo decía, si es el plan de Dios, aquí va a estar y así fue. Muy muy duro. Pero al final Dios se muestra maravillosamente. Ella (Amanda) es muy cómica”, cuenta Liliana. 

 

Los que hemos visto todo el proceso, sabemos que Liliana nunca abandonó la fe, el entusiasmo “a pesar de todo”, la confianza de que si el plan de Dios era bueno, Amanda se quedaría en este plano de vida con los suyos.

Hoy soy capaz de asegurar que esta actitud positiva, el buscar las mejores opciones, educarse y rodearse de un equipo médico humanizado, son -en gran medida- los causantes del éxito y que hoy, Amanda esté creciendo día a día, aumentando de peso y cada vez con un mejor pronóstico de vida.

Clave: Método canguro y estrategia de nidito

Liliana y Amanda han tenido la suerte de estar rodeada de médicos humanizados, que desde el primer momento se aseguraron, de que a pesar de que las condiciones de Amanda eran complicadas, ellas pudieran tener contacto lo más pronto posible y comenzar a aplicar el método canguro, que no es más que el contacto piel con piel, que han sido clave para la increíble evolución de esta beba tan prematura.

img-20160908-wa0027

 

Oír el corazón de mami de cerquita, tener ese calorcito que recuerda la barriguita, es vital para todo recién nacido, pero se convierte en “urgente” para uno prematuro. 

La recomendación del método canguro llegó a Liliana Espinoza de la pediatra Diana Balochi, y luego por parte de la terapeuta de estimulación, Alba Guerrero, quienes recomendaron llevar pegadita a Amanda la mayor cantidad de tiempo.

Adicional a esto, la abuelita de Amanda le hizo un hermoso nidito, donde la colocan acurrucadita y envuelta con un pañuelo cuando no está en canguro, para que pueda estar relajada y sintiendo la contención necesaria de un abrazo, simulando la tranquilidad del vientre materno.

Amanda en nidito.jpg

La historia de Amanda es inspiradora. Se enfoca en la sanación a través del amor, el apego, el pecho de mami. Lactancia materna exclusiva, a pesar de las dificultades, pero como mejor herramienta para el crecimiento saludable de esta preciosa “guerrera valiente”, que allá va, creciendo y sonriendo, porque una larga vida le espera.

Por: Rosa Virginia Fuentes. 

DOCUMENTAL| ¿Nacidos para ser porteados?

En el curso de su evolución nuestros ancestros, utilizaron sus conocimientos para confeccionar porta bebés en toda naturalidad y desarrollaron técnicas de portaje adaptados a la fisiología y el comportamiento de su pequeña criatura.
Nacimos para ser abrazados, para ser acurrucados, para ser porteados, nacimos para desarrollarnos en seguridad, en confortabilidad, del calor interior dentro del vientre materno al calor exterior en brazos y en el cuerpo materno.
Hoy en día ya se tiene claro que para que el bebé termine de desarrollarse debe darse la exterogestación, para lo cuál es imprescindible la lactancia y el porteo de la criatura pegado al cuerpo materno, para asegurar su buen desarrollo; además ya está probado que el contacto estrecho con el adulto favoriza las conexiones neurobiológicas en el recién nacido. Recomendamos en este punto, imprescindible ver el documental Restaurando el Paradigma Original de Nils Bergman (http://www.youtube.com/watch?v=hDOpnC…)
Este documental corto realizado por Didier Sallustro nos explica, como nuestra configuración osea desde el vientre materno mismo, está predispuesto para el agarre y por lo tanto para el portaje, por ello NACIMOS PARA SER PORTEADOS.

Portear a tu bebé lo convertirá en una persona inteligente y serena

mama-canguro

Cuando porteas a tu bebé toda su energía se utiliza para captar el mundo y se convierte en una persona inteligente y serena. ¿Qué esperas para cargar al tuyo?

¿Has notado la necesidad que sientes de cargar a tu bebé en cuanto comienza a llorar? Tu instinto de madre te dice que no hay mejor lugar que tus brazos para transmitirle tu amor, consuelo y protección. Además, en el lenguaje de un recién nacido, no hay nada que él entienda mejor que tu calor, tu olor y el sonido de tu corazón.

El porteo es el arte de cargar a tu bebé con la ayuda de una tela o un portabebé diseñado específicamente para ese propósito. No es nada nuevo, ni es exclusivo de ninguna cultura. Es parte de la sabiduría antigua que se perdió en la modernidad y que se ha ido retomando gracias a la era de la información en la que vivimos.

Esta técnica te permite, no sólo tener cerca a tu bebé durante más tiempo, sino continuar tus actividades diarias sin la necesidad de alejarte de él. Gracias a la ayuda del portabebé, el peso no se siente tanto como cuando lo cargas en brazos. Puedes sostenerlo por horas y horas sin cansarte, dándole todas las ventajas de estar cerca de ti. Cada que lo abrazas, lo besas, platicas con él o lo miras a los ojos, estás haciendo crecer su cerebro. Él no recordará estos momentos de forma consciente, pero su cerebro sí al sentar una base para el resto de su vida.

Cuando lo porteas le das acceso a experiencias que ayudan a completar sumadurez sensorial y apoyas el desarrollo no sólo de su cerebro sino de todo su sistema nervioso central. Así fortaleces sus sentidos:

  • Vista. Al estar a tu altura, obtiene un campo de visión distinto
  • Oído. Logra escuchar tu voz claramente, debido a la cercanía para adquirir un vocabulario amplio
  • Tacto. Cada día tu ropa es diferente, tu peinado, tus aretes. Mientras lo cargas, tu bebé tiene la oportunidad de experimentar diferentes texturas
  • Equilibrio (sistema vestibular). El movimiento tridimensional que tu hijo experimenta cuando lo porteas no se compara con el bi-direccional de una carriola. Este movimiento favorece el desarrollo del equilibrio

¿Sabías que el primer instinto que tu hijo debe cubrir es el de supervivencia?

Si se siente desprotegido, gastará toda su energía llorando para que alguien lo ayude a sentirse seguro. Esta energía debería aprovecharla en su desarrollo o aprendizaje. Por ello, investigaciones en neurociencias han demostrado que los bebés que sufren estrés constantemente muestran retrasos en el desarrollo. Cuando lo porteas, este instinto está cubierto. Él entra en un estado llamado “alerta tranquila” donde toda su energía se utiliza para captar el mundo a su alrededor, y se convierte en una persona más inteligente y serena.

Y si mi bebé llora en el fular… ¿Qué hago?

cq5dam.thumbnail.633.346

La experiencia de porteo usualmente es muy satisfactoria para los bebés, ellos disfrutan estar pegaditos a sus mamis, recordar ese sentimiento de unión que sentían cuando estaban en la barriguita, sin embargo, hay algunas mamás que comentan: a mi bebé no le gusta el fular, o llora en el fular. ¿Qué hago?. 

Lo primero que les recomiendo siempre, es que antes de intentar que el bebé se sienta cómodo, debemos estar cómodas y relajadas nosotras, si tenemos dudas o estamos nerviosas, entonces este sentimiento se va a transmitir al bebé y manifestará su incomodidad, usualmente llorando.

El segundo consejo importante es, asegurarse de que estás porteando correctamente, que el fular está bien colocado y que el bebé está bien sostenido, a través de las herramientas de porteo seguro que hemos compartido mucho con ustedes y los videos con la manera correcta de colocar tanto fular como meitai.

Lee más aquí: 

Es muy importante no frustrarte, porque ves a otras mamás felices con sus bebés y el tuyo no quiere. Recuerda que cada bebé es diferente y sobre todo, cada bebé tiene su ritmo y sus tiempos.

Acá cuatro consejos básicos que te servirán:

1. Información y práctica

Infórmate del correcto uso del portabebé o del nudo que vas a realizar con el fular. Después prueba con un muñeco hasta que te sientas segura.

2. Busca el momento apropiado

Asegúrate de que todas sus necesidades están cubiertas (hambre, sueño, pañal…) y que tu estás tranquila. Si estás nerviosa o inquieta el bebé lo notará y se contagiará. Un buen momento es después de una toma, al despertarse de la siesta (si tiene buen despertar) o después de un baño.

3. Saltitos, balanceo, besos, palabras

Si se queja mientras lo colocas balancéate, da saltitos, muévete, cántale, háblale con cariño explicándole lo que vas haciendo… Así sabrá que es algo bueno y que vais a disfrutar de ello.

4. Sal a la calle

Una vez comprobado que el bebé está bien colocado si ves que sigue quejándose, sal a la calle a dar una paseo. O haz las tareas cotidianas porteándole. Estoy segura de que con el movimiento se quedará dormido!

 

La emocionante historia de una madre que llevó miles de portabebés a los refugiados de Siria

carry the futureMientras miramos a Francia el conflicto en Siria sigue muy vigente y después de lo que sucedió con Aylam, que nos abofeteó a todos de una manera violenta, mucha gente decidió tratar de hacer algo desde sus hogares, desde sus capacidades y posibilidades.

Una madre de California, viendo que muchos refugiados en Grecia iban con sus hijos en brazos, pensó lo bien que podría irles, al menos, poder tener los brazos libres e inició una campaña para conseguir portabebés. Miles de padres y madres se sumaron a la causa y lo que parecía la lucha de una pequeña hormiguita se convirtió en la emocionante historia de un viaje para llevar miles de portabebés a los refugiados.

Carry the Future

Lo primero que pensó es que tenía un portabebé que ya no utilizaba que podría enviar a algún refugiado. Luego pensó que estaría bien enviar unos cuantos más, y así empezó a contactar con conocidas por si tenían alguno que no utilizaran.

Continue reading “La emocionante historia de una madre que llevó miles de portabebés a los refugiados de Siria”